Mitos sobre la depresión

La depresión es una enfermedad común en todo el mundo, afectando aproximadamente al 3,8% de la población.

En el peor de los casos, la depresión puede conducir al suicidio; la cuarta causa principal de muerte en personas de 15 a 29 años. Aún así, los mitos sobre la depresión contribuyen al estigma que rodea a esta afección, desalentando a pacientes a buscar ayuda cuando en verdad la necesitan.

Mito 1. La depresión siempre es el resultado de un evento traumático: si bien el trauma puede ser un factor de riesgo o un potencial desencadenante de la depresión, no existe una sola causa de depresión y, a menudo, ocurre debido a una combinación de diferentes factores.

Mito 2. La depresión solo afecta a las mujeres: cualquiera puede experimentar depresión, y la afección puede implicar diferentes síntomas en hombres y mujeres.

Mito 3. La depresión es parte del envejecimiento: muchas personas experimentan su primer episodio depresivo entre los 20 y los 30 años; por eso, algunos creen que la depresión sólo afecta a los adultos. Sin embargo, la depresión puede desarrollarse a cualquier edad, incluso en niños pequeños.

Mito 4. Los proveedores de atención médica no pueden tratar la depresión: existen tratamientos efectivos para la depresión. Según la gravedad y el patrón de los episodios depresivos, los proveedores de atención médica pueden ofrecer tratamientos psicológicos como activación conductual, terapia cognitiva conductual, psicoterapia interpersonal y/o medicación antidepresiva.

Si experimenta una pérdida de interés o placer en las actividades, cambios en el apetito, cambios en su peso corporal, bajos niveles de energía y dificultad para concentrarse o tomar decisiones, hable con su médico. Recuerde que no está solo.

Déjanos un comentario